Profesiones con más problemas de espalda

 

En las siguientes líneas vamos a hacer un repaso a los trabajos más sacrificados en los que mayores probabilidades hay de sufrir dolor de espalda:

Ama de casa/empleada del hogar: Según los datos, este es un trabajo que afecta mucho a la espalda. Empresas de limpieza como empresadelimpiezaenbarcelona.es, aseguran que sus empleados suelen tener problemas de espalda muy característicos.

La razón de ello es que la profesional que se dedica a ello tiene que estar levantándose y agachándose continuamente; ya sea para fregar, para barrer, para poder recoger cualquier cosa del suelo… y esto, si se hace de forma repetida o de una manera inadecuada, puede traducirse en una lesión de importancia.

Profesor: El trabajo de profesor también afecta a la forma de una forma drástica, básicamente porque están mucho tiempo de pie y no siempre respetan los descansos que deberían. En un primer momento es posible que no se sienta dolor, solo una ligera molestia, pero es luego cuando por fin se sientan el momento exacto en el que empiezan a experimentar el problema.

Peluquera: Las peluqueras siguen el mismo camino. El hecho de estar arreglando el cabello de un cliente no solamente hará que tengan que estar muchas horas de pie, si no que a veces tengan que moverse de forma muy rápida y en posiciones casi imposibles. Todo este esfuerzo físico también termina por pasar factura a la espalda.

Trabajos relacionados con el campo: Ya sabemos lo duras que son las condiciones para aquellas personas que trabajan en el campo ya requieren un trabajo continuo. Por poner un ejemplo, la recogida de la uva para el vino es una actividad que requiere de bastante esfuerzo: el hecho de agacharse, coger la uva, guardarla y volver a empezar, y muchas veces en condiciones en las que el empleado está expuesto mucho tiempo al sol, la espalda también quedará afectada.

Empleos relacionados con las tareas administrativas/informática: El problema de este tipo de trabajos es que el empleado pasa mucho tiempo sentado y que no siempre lo hace en la postura correcta. Desde el departamento de RRHH se dan algunos consejos a seguir, así como se estipulan los descansos que se deben de respetar, sobre todo si la jornada es continua.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *